TEATRO DE LA MEMORIA
Contacto
TEATRO DE LA MEMORIA-TM-
INVESTIGACION: "UN VIAJE A LA FUENTE ORIGINAL"
"EL CANGREJO ROJO"
"PAVESAS"
"FLOR DE SANGRE"
"FLOR DEL ALBA"
"LA NOCHE AZUL"
"AMBROSIA", y "TOPENG-TUA"
"UTI, LA TORTUGUITA DEL AMAZONAS"
"EL DOCTOR FAUSTROLL"
"DUN, LOS MOVIMIENTOS DEL DIRECTOR DE ORQUESTA"
"MYTHOS CHE"
"!JU, JU; JA, JA!"
LA FLOR DEL ARTE ESCENICO - DRAMATURGIA - "EL GALLO DEL REY"
=> "UTI, LA TORTUGUITA DEL AMAZONAS
=> -YURUPARI- "EN BUSCA DE LA MUJER PERFECTA"
=> POPOL VUH -"FLOR DE SANGRE"
PANCREATOR -OLEOS-
GALERIA
DRAMATURGIA-DIPLOMADO EN LA U. JAVERIANA
LOS LIBERTADORES
EL NEGOCIO
LADY MACHINE
Libro de visitantes
!OH, BABYLON!
FOTOS OH BABYLONTítulo de la nueva página
 

-YURUPARI- "EN BUSCA DE LA MUJER PERFECTA"

"EN BUSCA DE MUJER PERFECTA"
Juan Monsalve
OBRA ESCENICA BASADA EN EL MITO DE YURUPARI, "HE", DE LA SELVA DEL AMAZONAS
  Texto base: “YURUPARÌ”, de Ermanno Estradelli (1852-1926). 
 
PERSONAJES:
 
CANTOR, narrador. Con mascara de papagayo.
CORO DE MUJERES, agua y tierra. Con mascaras de luna.
CORO DE HOMBRES, aire y fuego. Con mascaras de sol.
PAYE, shaman, sabedor. Con plumas y maquillaje.
YURUPARI, como el sol. Con lanza guerrera.
 
 
ESCENA:
 
En la selva del Amazonas.
 
OBERTURA
(Baile de chiruro por los alrededores, convocando al público a la obra de teatro).
 
I ESCENA
Música y danza de las mujeres, en guerra contra los hombres.
 
CANTOR: En el principio del mundo una terrible peste se desató entre los habitantes del Tenuì, atacando exclusivamente a los hombres. Solo se salvaron unos pocos viejos, cansados, y ya vencidos por los años. Y un anciano payé.
 
CORO DE MUJERES: Tratemos de rejuvenecer a aquellos viejos débiles. Mejor arrojémoslos a los peces si no da resultado. Veamos si las mujeres podemos fecundarnos entre nosotras.
 
CANTOR: En las orillas del lago Muypa, donde Seucy solía bañarse, tuvo lugar la reunión de las mujeres.
 
CORO DE MUJERES: (Murmullos).
 
PAYÈ: Veo a mi pesar que nunca podrá encontrarse sobre la tierra una mujer paciente, discreta, y capaz de guardar un secreto. En un sueño el sol me recomendó evitar que las mujeres se aproximaran de noche a las orillas del lago. Yo les advertí de esta prohibición y ahora no solo las encuentro aquí a todas, sino que además están maquinando cosas vergonzosas contra nosotros los viejos, desobedeciendo de esta manera a los que gobiernan el mundo. Seucy, la señora del lago, cuyas aguas están contaminadas con su impureza, no vendrá en adelante a bañarse aquí. La próxima generación excluirá a las mujeres de todo asunto importante.
 
CORO DE MUJERES: Si no esta mintiendo, díganos: ¿Cómo y cuando sucederá eso...?
 
PAYÈ: Están todavía tan impacientes, que hasta tienen la osadía de preguntarme. Me creen embustero sabiendo que soy Payé, y que lo veo todo por medio de la imaginación.
 
(El Payé riega a las mujeres con una cuya, totumo de agua).
 
PAYE: Ahora cada una lleva en sus entrañas el germen de la vida.
 
(Música y danza)
 
 
II ESCENA
(Aparece Yurupari, vestido de sol, con lanza guerrera, danzando)
 
CANTOR: Yurupari, hijo de Seucy, era un hermoso jovencito, hermoso como el sol. Había recibido de manos del sol un bolsito en el que estaban contenidos todos los poderes que les serian necesarios para llevar acabo la reforma de las costumbres. Yurupari se sonrió pensando en los engaños de las ambiciosas mujeres, dándose cuenta que la población estaba compuesta por una gran cantidad de hombres, hermanos de Seucy, y que no tenían sin embargo ningún poder decisorio. Tanto se doblegaran a la voluntad materna.
 
YURUPARI: (A los hombres) ¡Cultiven la tierra mientras el sol ilumine el cielo! Los jóvenes deberán tomar parte en los bailes de los hombres. Las fiestas tendrán lugar cuando una virgen sea desflorada por la luna. Cuando esté maduro el fruto del Picàn. Cuando se ofrece la caza del monte, y la pesca del río; y el cielo abunde en carne de pájaros. Después de una luna entera de ayuno. Esperando su hora... Alimentándose de cangrejos, hormigas y yuca. Sin verse entre ellos...Ni tener contacto con hombre alguno. Y cuando se celebre la fiesta entre las tribus en signo de amistad y paz, después de un fatigoso trabajo derribando arboles, construyendo casas, limpiando chagras o otra labor semejante, todos los ejecutantes del Yurupari llevaran en la mano una vara para castigarse mutuamente en recuerdo del secreto que deberán guardar. ¡Y estarán obligados a difundir por todas las tierras del sol las enseñanzas que yo les doy!
 
(Música y danza).
 
III ESCENA
(Danza de Mujeres)
 
CORO DE MUJERES: Se trama una traición contra nosotras, debemos descubrirla pronto para tener el corazón tranquilo. Mañana obligaremos a los hombres a revelar lo que se trama contra nosotras por medio de seducciones o sorpresas.
 
CANTOR: Las mujeres quedaron descontentas, y se prometieron cambiar a su jefe, Yurupari.
 
CORO DE MUJERES: Se trama una traición contra nosotras. ¡Mañana iremos al lago de los viejos a robarles sus flautas!
 
YURUPARI: (Aparte) Las mujeres piensan que al haberme elegido jefe, sería esclavo de su voluntad. (A los hombres). Pero los que me oyen saben que he venido para reformar los usos y costumbres de los habitantes de todas las tribus. Los hombres deben tener el corazón fuerte para resistir las seducciones de las mujeres, que muchas veces tratan de engañar con caricias. Sus palabras tienen la dulzura de la miel de abejas. Sus ojos la atracción de la serpiente. Y todo su ser tiene seducciones irresistibles que comienzan dando placer y terminan subyugando. Estas palabras no las digo para que rechacen a las mujeres si no para que puedan resistirlas, y para que ellas no se apoderen de nuestro secreto, que únicamente los hombres pueden conocer.
 
(Música y danza de lucha de mujeres contra los hombres. Las mujeres derrotan a los hombres y roban sus flautas)
 
 
IV ESCENA
(Yurupari renace de las cenizas en forma de palma, y danza).
 
CANTOR: Esta es la primera historia de las locuras humanas desde que comenzó el mundo...
 
YURUPARI: Ahora yo restituiré sus flautas (Canta y danza):
 
Esta flauta es el instrumento principal y se llama Ualri,
                                                hecho de Payssua, especie de palma.
          Esta, del largo de mis piernas, se llama jaguar.
          Esta, del ancho del pecho, se llama pato silencioso. 
          Esta, del largo de mi brazo, se llama pájaro del sol.
          Esta, del largo de mi muslo, se llama grillo del monte.
          Esta, del ancho de mis brazos, se llama guacamaya.
          Esta, de dos pies de largo, se llama tórtola silvestre.
          Esta, tres veces mi mano, se llama águila del sol.
          Esta, del largo de mi tibia, se llama pájaro negro.
          Esta, de mi rodilla a la cabeza, se llama danta.
          Esta, de mi rodilla al mentón, se llama pájaro cantor.
          Esta, mitad de mi cuerpo, se llama mono de la noche.
                 
Y ahora que conocen el nombre de todos los instrumentos, escuchemos la voz de cada cual.
  (Música y danza del coro de hombres).
 
CANTOR: Esto dijo Yurupari, mientras los hombres de la tribu danzaban:
 
YURUPARI: Que nadie trate de seducir a la mujer de otro bajo pena de muerte, tanto para el hombre como para la mujer. Que ninguna muchacha desflorada por la luna conserve sus cabellos largos, bajo la pena de no casarse hasta la edad de los cabellos blancos. Que cuando la mujer de a luz, el esposo deberá ayunar por espacio de una luna, para que el poder que pierde pase a su hijo. ¡Ahora, los mas jóvenes, tomen los instrumentos, y vamos a danzar en una gran rueda!
 
(Música y danza).
 
V ESCENA
(Las mujeres duermen, Yurupari las despierta).
 
CANTOR: Al día siguiente despertó a todas las mujeres y les hablo así:
 
YURUPARI: Si no fuera por la compasión que me inspiran, no las pondría en guardia contra la sentencia, que a causa de sus locuras, pesa sobre ustedes. Están condenadas a morir porque faltaron a las leyes del Sol. Ahora les diré lo que deben hacer para escapar de la ira del Sol. Si quieren vivir en paz sobre la tierra, deben obedecer estas leyes: Una mujer, para que sea buena, debe casarse con un solo hombre y vivir con el hasta la muerte y serle fiel y no traicionarlo por ninguna razón. Las mujeres no intentaran saber los secretos de los hombres, ni lo que pasa a los otros, ni tampoco querer experimentar lo que le parezca placentero. La mujer deberá cerrar sus oídos y sus ojos para no ser curiosa, cerrar su boca para no revelar sus secretos. Y cerrar su flor para no ser lujuriosa.
 
CORO DE MUJERES: Algunas mujeres han muerto por no creer en las palabras de Yurupari, las que tendrán vigencia hasta que aparezca sobre la tierra la mujer perfecta.
 
YURUPARÌ: ¡Un día, cuando todo se haya consumado, vendré a buscar la mujer perfecta para vivir con ella cerca de las raíces del cielo...! ¡El Sol, desde que nació la tierra, ha buscado la mujer perfecta, pero como aun no la ha encontrado, me dio parte de su poder para que viera si en éste mundo puede encontrarse la mujer perfecta...!
 
CORO DE MUJERES: ¿Cuál es la perfección que el Sol desea...?
 
YURUPARÌ: Que sea paciente, que sepa guardar secretos y que no sea curiosa. Ninguna mujer existente hoy en la tierra reúne esas cualidades: si una es paciente, no sabe guardar un secreto; y todas son curiosas; quieren saberlo y experimentarlo todo. (Música y danza de parejas).
 
VI ESCENA       
(Yurupari sentado sobre una piedra a las orillas del lago. El coro de las mujeres interpreta el agua. El coro de hombres interpreta las flautas.)
 
CANTOR: Yurupari se dirigió a la orilla opuesta del lago, y sentado sobre una piedra se quedo contemplando su propia imagen, reflejada en el agua. Cuando surgió la Luna del seno de la tierra apareció en la superficie del lago la mujer esperada por el Sol. (Música y danza general que se transforma en un baile de Chiruro de despedida).
 
                                      FIN
 
     Basada en le texto “YURUPARÌ”, de Ermanno Estradelli (1852-1926). Dramaturgia: Juan Monsalve, Mitu-Vaupes, Selva del Amazonas, Colombia 2001.
,

Hoy habia 7 visitantes (66 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=