TEATRO DE LA MEMORIA
Contacto
TEATRO DE LA MEMORIA-TM-
INVESTIGACION: "UN VIAJE A LA FUENTE ORIGINAL"
=> "EL TEATRO DE LAS INDIAS" - ARTICULO
=> INCIDENCIAS DE LOS TEATROS INDIOS EN LOS TEATROS POSMODERNOS
=> "JAVIER, ARGONAUTA ESPIRITUAL"
=> "WAYANG-KULIT", TEATRO DE SOMBRAS
=> "EL ACTOR EN TIEMPOS DE GUERRA"
=> "DRAMATURGIAS DEL HORROR"
=> SOBRE "UR-HAMLET"-DEL ODIN TEATRET-SOFIA MONSALVE FIORI
=> TEATRO Y MEMORIA
=> "LA SEMILLA EN LA OBRA DE ARTE"
=> "LOS TEATROS DE GUERRA Y LAS GUERRAS DEL TEATRO"
=> "EL RETORNO DE LAS DANZAS SAGRADAS"
=> EL BAILE DEL MUNECO
=> "EL REGRESO DE LOS DIOSES A LA ESCENA"
=> ARTE Y ECOLOGIA- 'EL SACRIFICIO DE LA NUBE'
=> "DEL ANTIGUO, AL NUEVO TESTAMENTO DEL TEATRO"
=> "BALI SUPERMARIONETA"
=> "KECAK DANCE"- BALI
=> 'EL TEATRO DE LA MEMORIA"
=> "BARONG, EL GUARDIAN DEL UMBRAL"
=> “¡JERZY GROTOWSKI, RESQUIESCAT IN PACE…!”
"EL CANGREJO ROJO"
"PAVESAS"
"FLOR DE SANGRE"
"FLOR DEL ALBA"
"LA NOCHE AZUL"
"AMBROSIA", y "TOPENG-TUA"
"UTI, LA TORTUGUITA DEL AMAZONAS"
"EL DOCTOR FAUSTROLL"
"DUN, LOS MOVIMIENTOS DEL DIRECTOR DE ORQUESTA"
"MYTHOS CHE"
"!JU, JU; JA, JA!"
LA FLOR DEL ARTE ESCENICO - DRAMATURGIA - "EL GALLO DEL REY"
PANCREATOR -OLEOS-
GALERIA
DRAMATURGIA-DIPLOMADO EN LA U. JAVERIANA
LOS LIBERTADORES
EL NEGOCIO
LADY MACHINE
Libro de visitantes
!OH, BABYLON!
FOTOS OH BABYLONTítulo de la nueva página
 

“¡JERZY GROTOWSKI, RESQUIESCAT IN PACE…!”

 
“¡JERZY GROTOWSKI,  RESQUIESCAT IN PACE…!”
Juan Monsalve
     Homenaje al director polaco y su obra, el significado de su revolución teatral: "Hacia un Teatro Pobre", "El Teatro de las Fuentes", "Cultura Activa", y otros proyectos. El legado de la Escuela Internacional de Teatro Antropológico-ISTA.
                En 1972 se recibió a Jerzy Grotowski, en el Festival de Teatro de Manizales, Colombia, como un animal extraño. Las ideologías, en aquel septiembre, hicieron su agosto. El movimiento teatral se politizó en la década de los 70\'s. En los 80\'s, se comercializó, y en los 90\'s abrió nuevas fronteras culturales y étnicas. El maestro polaco, durante estos años, fue ignorado o mal interpretado. Su Teatro Pobre fue empobrecido, su actor santo crucificado, y su nombre vuelto moda por los mercaderes del Teatro Mortal. Ahora no queremos ningún homenaje estúpido, ningún epitafio célebre. Grotowski no fue bien recibido por los ideólogos ni por los usureros pues su obra nada tiene que ver con ellos, al contrario, los desenmascara. Sabemos que el Molino Capitalista enlata cualquier cosa a nombre del sacrosanto Mercado Libre, pero no puede tapar el sol con las manos. Grotowski escapa a la molienda del Gran Carnicero, a los espectáculos comerciales y experimentales que hicieron de su técnica contorsiones y alaridos, cual culebras ebrias desgañitándose, a nombre de la libre expresión. Sabemos que la libertad pica. Y haciéndose los desentendidos, los teatreros lo maquillaron a la moda; de todas formas Grotowski era un perseguido, como otros grandes artistas, y servía de buen chivo. Menos mal los tiempos cambian y, hoy, las cosas son diferentes.
                Grotowski no se amolda a la estética formal del Teatro Mortal, ni a las vulgares maneras de las comedias de visita, ni mucho menos a los clichés de las telenovelas, tan buenas para el gusto mediocre. Tampoco sirve a los artistas recomendados, ni a los burócratas de la cultura. Su obra y su pensamiento, para la Cultura Oficial, es una piedra en el zapato, un agujero en el bolsillo. Y, en medio de las Guerras del Teatro y de los Teatros de Guerra, hay quienes dan por muerto al maestro. No, Grotowski no está muerto, sino bien resucitado. Nadie había investigado hasta ahora, como él, la naturaleza del Actor. “On est créateur seulement quand on fait des recherches”: (Se es creador sólo cuando se investiga). Su Teatro Laboratorium , y sus proyectos para-teatrales (no para-militares), -tales como el Teatro de las Fuentes, La Cultura Activa, El Día Santo, y su testamento artístico legado a un grupo de jóvenes, en Toscana-Italia, desde 1986, con el auspicio del Centro de Experimentación y Búsqueda Teatral de Pontedera-Italia, con el soporte de la Universidad de California y Peter Brook, del Centro Internacional de Creaciones Teatrales, París-Francia-; todos ellos abrieron el camino indicado por Antonin Artaud a mediados de siglo: el de relacionar nuevamente el arte y el rito, la poesía y el mito.
                Ahora, Antonin Artaud lo estará recibiendo en el Cielo de las Artes, con Eros y Carites, entre danzas y cantos, cimbales y tambores tocados por los angeles actores. Desde éstos oscuros escenarios de guerra, les pedimos sus bendiciones para poder restaurar espacios originales de representación, y sembrar teatros sagrados, aunar el cuerpo dividido, la sociedad discorde y sus miembros esquizos. Y para esto hacen falta creadores lúcidos y un gran esfuerzo para revolucionar nuestra escena, llena hoy de complacencia mercantil y confusión dramática. Grotowski, con su Teatro Pobre, no quiso decir indigencia ni masoquismo, sino esencia: el actor sin agregados.
                Su obra no es moda, ni ismo,  ella florecerá plenamente en el siglo XXI. Grotowski es algo más que un Director de Teatro, es un investigador que revolucionó el arte escénico, él trajo a Occidente una fuente olvidada: El Teatro Sagrado. El nos recordó que el Arte es un vehículo hacia Dios. Y no lo hizo con un misticismo de segunda mano, ni con una postura tibia; lo hizo con rigor extremo, usando la ciencia y el arte como dos ramas del mismo árbol. Hizo de las profecías de Artaud, obras vivas. Encarnó en sus actores un viejo sueño: el de volver a sus orígenes metafísicos y religiosos. Y, en medio de una cacería de brujas desatada por la inquisición materialista, la que aún vivimos, Grotowski escapó de ser encajonado en el status quo de las naciones y sus gobiernos, de las academias y sus profesores ilustres, de los estetas y los críticos, y de la creciente fauna de la farándula. Libre, como un niño sabio, decía que el actor debería trabajar como la hacía un artesano: con humildad y paciencia, con metas superiores al dinero, la fama y el poder, ofreciendo su fruto a los dioses, alimentándose de los restos del sacrificio. Y así, tal vez, podría elevar el teatro a nivel de arte. Y lo hizo como Hijo de Alguien, Tu es le Fils de Quelqu\'un , como Hijo de Dios.

   Para J. Grotowski, la diferencia entre un Actor Santo y un Actor Cortesano es la misma que existe entre una esposa y una prostituta: la primera se entrega por amor y la segunda por dinero. Nos enseño la transustanciación del cuerpo, los resonadores vocales, el cuerpo-memoria, la liberación de impulsos, las edades del cuerpo, el entrenamiento físico extremo, la atención profunda y continua, la partitura de acciones, etc. En su vasta y variada investigación exploró territorios desconocidos hasta ahora, vinculó la teoría de la memoria genética a su práctica. Puso en cuestión el comportamiento cotidiano, la diferencia entre vida-arte y arte-vida. Restauró, con ayuda de las tradiciones escénicas y rituales de Oriente y Occidente, el lenguaje teatral, el código escénico. Abrió posibilidades hasta ahora inéditas. Más allá de la semiótica estructuralista, dio nueva mirada a la kinésis, relación gesto-emoción. Superó el entrenamiento psicológico del actor de Stanislavsky. Cambio la Improvisación, método tradicional de creación de personajes y escenas, por el Laboratorio, método deconstructivo de la conducta cotidiana, de los automatismos y las barreras físicas y mentales. Bebió de las fuentes de los Teatros Orientales, propuso un entrenamiento riguroso, más allá de los estereotipos del Teatro Clásico y Realista.

   Advirtio en los Happenings actos superfluos, y reubicó la performancia y el performer, como la Acción y el Actor, el oficio y el oficiante, como un shamán en un rito, como un sacerdote oficiando en las tinieblas. Sus obras fueron anatemizadas por el clero intelectual y la intelligencia cuernocopia. Candidatizado por sus detractores para remplazar al Papa, fue atacado por hablar sin dudas metódicas, sino con certezas experimentadas. Entendía que la técnica engendra una metafísica, forma animísta primordial: a través de la forma invocamos el contenido, dándole plena valía. Su método fue ontológico y espiritual, no como el de un sacristán o bonzo iletrado, ni como el de un intelectual de capilla, sino como el de un hombre de acción, un antropólogo de campo, un poeta de la escena. Pasó por ésta vida como un pájaro libre, enseñando a sus discípulos el arte de hacer caer las máscaras. Desnudó los personajes sociales, el poder y el capital, la usura y el mal. Usó la profecía y el dicho popular, el verso y la prosa. No uso barrigas postizas ni trucos escénicos. Desnudó al actor para mostrar la miseria y la gloria humana. Sus interlocutores dramáticos fueron Fausto de Marlowe, El Príncipe Constante de Calderón, Los Antepasados de Eva de Mickiewicz, Kordian de Slowacki, Acrópolis de Wispianski, Apocalipsis cum figuris basado en los textos de San Juan Evangelista, etc. Sus preguntas fueron arcanas y sus respuestas profundas y prácticas. Supo unir lo imposible a través de sus rituales escénicos, reviviendo los mitos antiguos. Mostró la estupidez del Teatro-Espectáculo, decadencia del rito.
   Nos reavivó La Fe y Verdad, de la que hablara Stanislawski, al que dio nuevas respuestas. Hoy nos sigue haciendo señales desde la hoguera, como dijera Antonin Artaud, refiriéndose al actor como un mártir. Arde en nuestros corazones, está presente en nuestro oficio diario. Su discípulo Eugenio Barba heredó su sabiduría. Queda él y otros grandes maestros que Grotowski formó. Queda la Escuela Internacional de Teatro Antropológico -ISTA-, dirigida por Eugenio Barba, de la que Grotowski fue consejero. Y sobre todo queda su obra y sus preguntas trascendentales sobre la naturaleza, la ética y el propósito del arte escénico. Queda también el recuerdo de su gran calidad humana. El nos dio esperanza de que las Artes Escénicas sobrevivirán ésta oscura época, y lo hizo como los maestros orientales, sin remplazar la semilla de sus discípulos, liberando los obstáculos físicos y mentales, y llevándonos hasta los límites de lo supra-humano.   
Bogota, 2.000      
***
               
Parte del libro: “LA IDEA DEL TEATRO”                                                                          

Hoy habia 9 visitantes (64 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=