TEATRO DE LA MEMORIA
Contacto
TEATRO DE LA MEMORIA-TM-
INVESTIGACION: "UN VIAJE A LA FUENTE ORIGINAL"
=> "EL TEATRO DE LAS INDIAS" - ARTICULO
=> INCIDENCIAS DE LOS TEATROS INDIOS EN LOS TEATROS POSMODERNOS
=> "JAVIER, ARGONAUTA ESPIRITUAL"
=> "WAYANG-KULIT", TEATRO DE SOMBRAS
=> "EL ACTOR EN TIEMPOS DE GUERRA"
=> "DRAMATURGIAS DEL HORROR"
=> SOBRE "UR-HAMLET"-DEL ODIN TEATRET-SOFIA MONSALVE FIORI
=> TEATRO Y MEMORIA
=> "LA SEMILLA EN LA OBRA DE ARTE"
=> "LOS TEATROS DE GUERRA Y LAS GUERRAS DEL TEATRO"
=> "EL RETORNO DE LAS DANZAS SAGRADAS"
=> EL BAILE DEL MUNECO
=> "EL REGRESO DE LOS DIOSES A LA ESCENA"
=> ARTE Y ECOLOGIA- 'EL SACRIFICIO DE LA NUBE'
=> "DEL ANTIGUO, AL NUEVO TESTAMENTO DEL TEATRO"
=> "BALI SUPERMARIONETA"
=> "KECAK DANCE"- BALI
=> 'EL TEATRO DE LA MEMORIA"
=> "BARONG, EL GUARDIAN DEL UMBRAL"
=> “¡JERZY GROTOWSKI, RESQUIESCAT IN PACE…!”
"EL CANGREJO ROJO"
"PAVESAS"
"FLOR DE SANGRE"
"FLOR DEL ALBA"
"LA NOCHE AZUL"
"AMBROSIA", y "TOPENG-TUA"
"UTI, LA TORTUGUITA DEL AMAZONAS"
"EL DOCTOR FAUSTROLL"
"DUN, LOS MOVIMIENTOS DEL DIRECTOR DE ORQUESTA"
"MYTHOS CHE"
"!JU, JU; JA, JA!"
LA FLOR DEL ARTE ESCENICO - DRAMATURGIA - "EL GALLO DEL REY"
PANCREATOR -OLEOS-
GALERIA
DRAMATURGIA-DIPLOMADO EN LA U. JAVERIANA
LOS LIBERTADORES
EL NEGOCIO
LADY MACHINE
Libro de visitantes
!OH, BABYLON!
FOTOS OH BABYLONTítulo de la nueva página
 

"KECAK DANCE"- BALI

"KECAK DANCE"
Juan Monsalve

ein Bild

   KECAK DANCE. Danza de monos. Fue inciada en 1930. El sonido: Cak, Cak, el grito de los monos, era un coro que acompañaba la danza sagrada Sang Hyang; ceremonia realizada en los templos para la protección contra los demonios que causaban las epidemias.

 

          El Kecak contemporaneo es una combinación del viejo coro con la épica del Ramayana, que recrea valores morales y culturales para educar al pueblo. Sobre el coro circular se insertó una representación simplificada de la extensa epopeya. Ya hemos anotado cómo llevar a escena tan larga historia es una empresa dificil. Esta ambiciosa tarea no tiene buenos resultados pues los episodios -escogidos de todas formas-, resultan una pantomima simplificada, a un ritmo monótono, como para poder causar verdadero interés, o decir algo nuevo sobre tan conocida historia. La pobreza del drama resulta un contraste desafortunado frente a la riqueza del coro. Además de patetico, resulta grotesco por su revestimiento exagerado, y por su pretención de entretener turistas. Es un representación simple y pobre de una épica compleja y rica en significados.

 

          Lo más interesante del Kecak es el coro: un conjunto numeroso, de 100 o 150 personas, a veces más, interpreta un coro de monos en una danza circular, sentados alrededor de una lámpara de fuego. Esta lámpara de aceite, similar a las de India, esta alimentada de aceite de coco, y representa el eje del mundo, el centro sobre el cual se realiza la ceremonia; sirve de pivote a los circulos concentricos que forman los monos. El circulo es una forma ritual de origen. Recordemos que las danzas circulares son, en la simbología comparada, danzas cosmicas, de unidad primordial, que repreentan el universo, o el contenido del universo en su forma cerrada, completa. El circulo es simbolo de la unidad, del cosmos, y en la cultura hinduista es el arte del mandala, en la plástica; y del mantra, en la música. Los movimientos del Kecak son mandálicos, y los sonidos mantricos: circulan alrededor de un centro escencial. Entran, en manada, con los brazos extendidos, batiendo las palmas de las manos, con el movimiento, mudra: Viento. Recordemos que Hanuman, el rey de los monos en el Ramayana, tiene el poder de volar, el poder de la palabra, y es hijo de Vayú, dios del viento. Las manos ululan, como el viento, con los brazos estirados.

 

          Luego de entrar, y mostrarse como manada, los monos se sientan en circulos concentricos, en flor de loto. Los movimientos ondulantes de brazos y cuerpos forman las ondas del viento. Asi mismo, las cabezas contonendose, y los hombros vibrando hacen de su coreografia una rica composición. Como un mandala vivo, con mantras reiterados con variaciones altisonantes y cadencias rumorosas, el Kecak conserva la unidad original de los coros rituales.

 

          El coro del Kecak es el verdadero centro de interes de esta danza; no la representación del Ramayana. Los monos se recuestan sobre las piernas cruzadas de sus compañeros, formando un tejido, una muralla. Las voces aunadas del coro de monos le imprime una gran fuerza, una dinamica inquietante. Los gritos del corifeo, las voces guturales, y los juegos corales, le dan al Kecak una rica polifonia. El coro, a capela, es como una orquesta de gamelan. Uno de los corifeos lleva, con su voz de tuk-tuk, la clave, continuamente, el tempo intermitente. Otro lleva la voz del gong-gong. Las variaciones politonales le dan, dentro de su estructura reiterada, un sentido mantrico, meditativo. Los movimientos coreograficos, vibraciones corporales, como ondas del viento, hacen del Kecak un mandala vivo.

 

          La forma mandálica -circular u oval-, penetrada por un rayo de luz, nos remite al conocimiento de si mismos. El circulo, ovario, penetrado por el rayo, la esperma, crea el ser. Asi, el huevo cósmico, penetrado por el espíritu, es el principio de la iluminación interior. La forma mandálica es un círculo hermético, roto por un rayo divino. El hombre -huevo cósmico- es engendrado por un rayo espiritual, que penetra en forma de númen sobre la materia, dándole vida.

 

          Los coros circulares son propios de las danzas tribales mas antiguas. Las malokas del Amazonas son circulares, y rectangulares. Su función es la de albergar un coro, es decir, una tribu que vive junta, sin compartimentos, ni cuartos. Un espacio común diferenciado según su funcion: una parte masculina, y otra femenina. La unidad del coro, en voz y movimiento, representa la unidad tribal, portadora de una sola voz y un solo movimiento. La voz de Dios es la voz del pueblo. En lo tribal existe el colectivo, en el coro tambien; el individuo no ha aparecido aún; del coro nace el actor: en el rito Dionisiaco, del coro se desprende Tespis, el primer actor, y dialoga con él. Luego el antagonista, y los otros personajes...

 

          Los primeros teatros son corales, originados en los ritos. El Kecak de Bali es tambien un teatro-danza coral. Es un coro sentado. La mayoria de las danzas circulares, como todas las danzas, son de pie, en movimiento coreografico. La coreografía del Kecak es sentada, en circulo. Esto nos remite a el hombre sentado, o pensador de las tribus de la selva del Amazonas. Las pictografías de ranas-hombres sentados, mambeando, pensando, relatando, representan el shamán, pensando, brujendo el pensamiento mágico, en rito sagrado de plantas ancestrales. Sentado en el banco indio, o de cuclillas, sentado en sus talones, la manera india, el amerindio. El Kecak es una danza sentada, concentrica, mantrica, donde los movimientos paroxisticos de brazos y manos, hombro, cabezas y torsos, llevan al extasis. Común a las danzas de trance, cuyos movimientos hieraticos, paroxisticos, tienen un significado simbolico, provienen del espiritu que los visita en trance, y que palpita en ritmos aparentemente irregulares.

 

          Esta maravillosa danza de monos, nos recuerda a los Monos de Jingorodó, a El Mono Gramatico, de Octavio Paz, y a otros monos, quienes, todos hablantes, persiguieron al homo sapiens, el hombre sabio que habla con conocimiento del verbo. Sinembargo es un coro, no es un hombre solo, un indiviuo -indiviso-. Este coro simboliza la tribu, la voz colectiva. Los coros, a partir de los griegos, fueron desapareciendo en el teatro occidental. El cristianismo católico privilegia el coro vocal y musical, los cantos gregorianos y eclesiasticos; pero no el coro dramático. En el renacimiento europeo, donde prima el individuo, ya no hay coros. Ni en las obras de Shakespeare, o Calderón, el coro cumple la función que habia cumplido en grecia antigua. A partir del renacimiento, en el teatro priman los caracteres, los personajes. En los teatros modernos y posmoderos tampoco hay la presencia relevante del coro. Sin embargo algunos autores y directores lo rescatan, dandole nuevas funciones. En Gohete reaparecen los coros, acompañados de la música, en un arte integral y simbolico. En Wagner los coros cumplen el papel operatico. En Brecht, los coros representan la voz del pueblo, con conciencia social.

 

          El coro del Kecak recuerda los coros de origen, tribales, donde las voces aunadas se diversifican, con un corifeo o dos, con estrofas y anti-estrofas, en una polifonia mantrica que recuerda la orquesta del gamelán. Su estructura mantrica, reiterada, nos conduce por un laberinto de sonidos: los unos meditativos, sentados; y los otros activos, danzados. Esta unidad entre acción y meditación hace del Kecak una danza fascinante, y una de las más interesantes de Bali, pues contiene formas originales de representación: el circulo ancestral, el sentido coral, tribal, semejante a un mandala vivo, en concierto de mantras.

 

                                   ***

Parte del libro: "EL TEATRO DE LAS INDIAS"


Hoy habia 1 visitantes (85 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=